lunes, 11 de agosto de 2014

La importancia de una buena salud visual al volante




En estas fechas conocidas por el aumento considerable de desplazamientos a causa de las vacaciones de verano, desde Eurocanarias Oftalmológica queremos recordarte que no olvides revisar tu vista antes de subirte al coche.

Según datos de la DGT, hasta el 5% de los accidentes de tráfico provocados por causas de tipo médico pueden tener su origen en problemas visuales. Los factores de riesgo de la visión y la conducción pueden ser internos o externos. En el caso de los internos podemos hablar de tres factores que influyen: la edad, el estado psicofísico del conductor y la salud visual.

En función de la edad, los informes demuestran como las personas de más de 55 años de edad suelen presentar un mayor error en la percepción de profundidad a causa de deslumbramientos, junto a otros síntomas como la adaptación a la oscuridad, la percepción espacial o la visión cromática. Si tenemos en cuenta el estado psicofísico del usuario, la fatiga o la ingesta de sustancias pueden afectar a la capacidad visual. La somnolencia, la ingesta de alcohol o la toma de ciertos medicamentos pueden afectar en el rendimiento visual del individuo, siendo importante su prevención. El tercero de los factores, la salud visual, engloba los problemas de visión más comunes entre los conductores, tales como la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía, la visión binocular, el estrabismo, el glaucoma o las cataratas. Circular con una mala salud visual provoca numerosas consecuencias, entre las que se pueden citar las siguientes: aumenta el cansancio, aumenta el error en el cálculo de distancias y velocidades, empeora la percepción y legibilidad de las señales de tráfico, aumenta el riesgo de distracciones y crea inseguridad al volante.

El conductor recibe el 80% de la información que necesita para conducir a través de la vista y el 90% de las decisiones que toma frente al volante dependen de la visión, por lo que ésta se convierte así en el sentido más importante a la hora de conducir. Si la alteración de la visión impide la captación adecuada de estímulos, el procesamiento cognitivo, la toma de decisiones y la respuesta psicomotora se verán consecuentemente alteradas. 

Por ello, desde Eurocanarias Oftalmológica, recomendamos a los conductores que revisen su vista al menos una vez al año con el objetivo de reducir el número de accidentes causados por mala visión en nuestras Islas.