miércoles, 6 de agosto de 2014

¿Cómo actuar ante una picadura de medusa en el ojo?




En verano, son muy comunes las picaduras de medusa, especialmente en las playas de aguas más cálidas. Estos animales, al sentirse amenazados, sueltan un veneno a través de sus tentáculos que al entrar en contacto con nuestra piel genera una reacción urticante. La sensación de dolor es muy parecida a la de una quemadura, y aparece una erupción cutánea en la zona afectada que provoca picor y escozor, aunque la reacción puede variar en función de la persona. En caso de sufrir una picadura de medusa, deberemos tomar las medidas adecuadas para calmar el dolor y evitar posibles complicaciones.

Si la picadura es en alguno de los ojos, lo primero que debemos hacer es mantener la calma y, una vez hayamos salido del agua, lavarnos los ojos y la piel de los párpados con suero fisiológico o con agua salada, nunca usar agua dulce, ya que podrá romper las células urticantes, sufriendo otra picadura; posteriormente debemos acudir al oftalmólogo, quien te recetará un tratamiento tópico en gotas y pomadas para aliviar el efecto de la picadura.

El contacto con una medusa puede tener efectos graves como la disminución o pérdida de visión. Los tentáculos del animal producen una quemadura química, parecido a lo que causan en un brazo o una pierna, pero con más riesgo de complicaciones. Pero la picadura puede producirse, en ocasiones, por el simple contacto con la mano y el animal. Al rascarnos una vez fuera del agua se puede transmitir el urticante de la mano al ojo. Dependiendo de la gravedad del caso se administrará un determinado tratamiento. Normalmente, como ya explicamos anteriormente, suele ser tópico, gotas y pomadas, para reducir los efectos de la picadura.

Si desafortunadamente has tenido una experiencia de este tipo, no dudes en acudir a Eurocanarias Oftalmológica para buscar la mejor solución a tu problema.