jueves, 17 de julio de 2014

Reconocimiento a los médicos de familia y endocrinólogos en la detección precoz de la retinopatía diabética




Hoy me gustaría reconocer y enviar un profundo agradecimiento a los médicos de familia y los endocrinólogos que, gracias a su labor de detección precoz desde los centros de salud, han logrado disminuir la incidencia de esta patología en los canarios antes de que la ceguera sea irreversible.

La retinopatía diabética es una complicación ocular de la diabetes que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Es la primera causa de ceguera en edad laboral (entre los 20 y los 55 años).

Con el mantenimiento de elevados niveles de glucemia, las paredes de los vasos retinianos se alteran y se vuelven más permeables, dejando pasar fluido al espacio extracelular. En casos más avanzados, se produce una proliferación de vasos sanguíneos anómalos que originan hemorragias. La presencia de sangre en el espacio vítreo (un gel transparente que rellena el globo ocular), hace que éste se vuelva opaco, causando una disminución de la visión que en general se produce de forma brusca.

Canarias triplica la media nacional en las complicaciones derivadas de la diabetes mellitus, por lo que, desde Eurocanarias Oftalmológica consideramos imprescindible la labor emprendida por médicos de familia y endocrinólogos llevando a cabo retinografías (imagen del fondo del ojo del paciente) en estos centros de atención primaria para detectar precozmente esta enfermedad contribuyendo a frenar en gran medida estas preocupantes cifras en nuestra comunidad. Desde aquí, nuestro más profundo  agradecimiento a todos ellos por ese trabajo conjunto en la búsqueda de una mejor salud visual en nuestras Islas.