viernes, 11 de julio de 2014

Participación en la reunión mensual del Cuerpo Consular de Las Palmas



El pasado 8 de julio tuve el honor de ser invitado a la reunión mensual que el Cuerpo Consular de Las Palmas celebra en el Hotel Reina Isabel.

Tras un agradable almuerzo, y con la presencia de destacados cónsules (Estados Unidos, Irlanda, Japón, Suiza, Uruguay, Perú, Panamá, Indonesia, Islandia, Austria, Costa Rica, Finlandia…) me permitieron hacer una exposición acerca de la importancia de ofrecer servicios sanitarios de calidad a los más de 10 millones de extranjeros que visitan nuestras islas cada año.

Por otro lado, les pude dar mi punto de vista sobre el papel que tendría para el desarrollo económico de Canarias, el consolidar nuestras islas como un destino de Turismo de Salud, donde se combinen tratamientos médicos con periodos vacacionales, en el entorno paradisiaco de nuestras islas.

El Turismo de Salud mueve en la actualidad a más de 50 millones de personas cada año, y genera unos ingresos de unos 60.000 millones de dólares anuales.

Pude exponer que Eurocanarias tiene como propósito desde sus inicios la búsqueda de la Excelencia en Oftalmología: los mejores profesionales, la más avanzada tecnología y el trato más humano. Y que estamos en condiciones de ofrecer esos servicios de excelencia a los ciudadanos extranjeros que visiten Gran Canaria como turistas, que residan en nuestra isla, o que puedan elegir este destino para realizar cirugías oftalmológicas de vanguardia con los máximos niveles de calidad y a mejores precios que en sus países de origen.

Les pude mostrar a los honorables cónsules la apuesta decidida de Eurocanarias por la calidad, avalada por certificaciones bajo normativa ISO 9001 y 14001, estudios de calidad percibida, personal multilingüe, planes de comunicación, tarea docente, y experiencia acumulada durante más de 20 años.

Asimismo, les presenté cómo otros Centros Médicos de Las Palmas han hecho esa misma apuesta por la Excelencia, lo que apuntala el potencial de nuestra Medicina en la atención del ciudadano extranjero, y de nuestra isla como destino de Turismo de Salud.

Posteriormente, se estableció un interesante coloquio en la sobremesa donde los honorables cónsules apuntaron sugerencias y aportaron recomendaciones para intentar facilitar los trámites de visado con esta finalidad Médica.

Tras el café, fui invitado a plasmar mi firma en el Libro de Honor del Cuerpo Consular, y me emocionaron al obsequiarme con un cuadro de homenaje del Cuerpo Consular a mi persona por ese compromiso con la Excelencia en Medicina.

Me he sentido profundamente honrado y muy agradecido por las atenciones recibidas.