martes, 25 de febrero de 2014

Signos y tratamiento del desprendimiento de retina



El desprendimiento de retina es una enfermedad extremadamente grave y que pone en serio riesgo nuestra visión. Ocurre cuando se produce la separación espontánea de la retina neurosensorial (capa interna de la retina) del epitelio pigmentario (capa externa). Al producirse esta separación se acumula líquido en el espacio que se forma entre ambas capas y la retina desprendida no puede funcionar ni nutrirse de forma adecuada. Como ya adelanté al inicio de este post, si no se trata con urgencia, el desprendimiento de retina acaba provocando ceguera.


Estos son algunos signos que nos pueden hacer sospechar que estamos sufriendo un desprendimiento de retina:

- Aparición repentina de destellos de luz.
- Visión de puntos oscuros o manchas negras.
- Distorsión y pérdida de la agudeza visual.
- Aparición de moscas que se mueven al mover el ojo.

En caso de presentar alguno de estos síntomas debemos acudir de inmediato a un centro médico, ya que es posible que estemos ante un desprendimiento de retina. En Eurocanarias Oftalmológica contamos con un servicio de Urgencias. Nuestros especialistas realizarán un diagnóstico seguro e iniciarán el tratamiento.

Para determinar sin lugar a dudas que nos encontramos ante un caso de este tipo, lo primero que realizamos es una exploración de la retina mediante la dilatación de la pupila con colirio. También es aconsejable el uso de ecografía.

Existen diferentes técnicas quirúrgicas, en función del grado y de la fase de desprendimiento:

  • Fotocoagulación con láser: Mediante el láser, se causan quemaduras controladas alrededor de la zona desprendida que actúan como una “soldadura” de las mismas.
  • Crioterapia: Se congela el tejido situado alrededor de la rotura retiniana, provocando una cicatrización.
  • Retinopexia neumática: En el interior del ojo se introduce una burbuja de gas, que realiza una presión de taponamiento sobre la rotura retiniana.
  • Vitrectomía: Consiste en la extracción del humor vítreo del interior del ojo.
  • Cirugía escleral: se coloca una banda de silicona alrededor de la capa más externa de la pared del ojo (la esclera).