jueves, 2 de enero de 2014

Cuidado con los cosméticos no autorizados




En unos días dejaremos atrás las fiestas navideñas y es posible que nuestra salud ocular se haya visto afectada tras tanto festejo. Conviene comunicar al oftalmólogo si notamos cualquier molestia, sobre todo si hemos utilizado pestañas postizas (adquiridas en centros no autorizados) y maquillaje para los ojos. Generalmente se trata de irritaciones y alergias provocadas por el disolvente y pegamento de las pestañas o de ciertos productos presentes en algunas pinturas maquillantes.

Las principales patologías que encontramos en las consultas por estos elementos son queratoconjuntivitis, blefaritis alérgica y erosiones conjuntivales. Uno de los productos más agresivos que podemos encontrar en cosméticos de dudoso origen es el formaldehido, sustancia prohibida que provoca fuertes reacciones alérgicas, y causante de gran parte de estas afecciones. 

Otro de los productos de la cosmética con los que debemos tener cuidado es con determinados crecepestañas, ya que su aplicación en la piel del párpado puede ocasionar irritación y picor. Si percibes cualquier molestia, acude rápidamente a un centro médico para evitar consecuencias.