martes, 12 de noviembre de 2013

Herpes ocular, una enfermedad oportunista



El herpes es una enfermedad causada por un virus. A pesar de que no es tan conocido, el herpes también puede afectar a los ojos. Normalmente asociamos este problema a los labios, ya que 'las calenturas', como se les conoce comúnmente, son más frecuentes en la zona de la boca. El herpes ocular es una infección que afecta directamente a la córnea y que puede ocasionar distintos daños como úlceras e inflamación. Normalmente esta enfermedad surge cuando el sistema inmunitario se encuentra debilitado, ya que el herpes es un virus oportunista. Además, se trata de una patología muy dolorosa, lo que provoca que los pacientes que la sufren acudan a la consulta para determinar qué les ocurre.


¿Qué síntomas deben hacernos sospechar de que padecemos herpes ocular?

- Sensación de que tenemos un cuerpo extraño alojado en el ojo
- Lagrimeo constante
- Inflamación similar a la que podría provocar un traumatismo ocular
- dolor intenso y fotofobia
- visión borrosa.

Si sufrimos alguno de estos síntomas, debemos acudir a nuestro oftalmólogo para que nos indique qué tratamiento es el más adecuado para reducir la duración de esta enfermedad. Esta patología es altamente contagiosa con el mero contacto, por lo que conviene tener especial cuidado y mantener la zona ocular siempre limpia.