jueves, 4 de julio de 2013

La fotofobia, un síntoma a tener en cuenta



Cuando hablamos de fotofobia nos referimos a la intolerancia a la luz. El paciente sufre un rechazo inmediato ante cualquier fuente de luminosidad, llegando incluso a causarle dolor. En Eurocanarias Oftalmológica es habitual que algunos pacientes acudan demandando una solución para este hecho. Lo primero que el especialista hace es un examen exhaustivo, con el fin de determinar la causa del problema. Hay que tener en cuenta que normalmente la fotosensibilidad es un síntoma y no una patología en sí misma. Es preciso descartar algunas enfermedades catalogadas como graves como úlcera en la córnea, encefalitis o meningitis.

Sin embargo, es mucho más común que la fotofobia surja a consecuencia de afecciones tales como conjuntivitis, cataratas, glaucoma u otro tipo de infecciones. Todas estas enfermedades tienen tratamiento y cuanto antes se apliquen, antes podrán resolverse o ser frenadas. Por ello, si experimentas un episodio de fotofobia, este debe ser considerado un síntoma de alarma que debe ser analizado por un especialista lo antes posible.