viernes, 14 de junio de 2013

El tratamiento SLT, la mejor alternativa para el glaucoma



Dentro de las cirugías del glaucoma en la actualidad el tratamiento SLT es la mejor alternativa para controlar la presión ocular. Con él podemos evitar la implantación de válvulas o el uso de medicamentos con efectos secundarios. El tratamiento SLT para glaucoma con láser selectivo usa pulsos muy cortos de baja energía de láser sobre las células ricas en melanina de la malla trabecular. Estos pulsos estimulan los mecanismos de curación naturales del ojo, los cuales reconstruyen la malla trabecular, incrementando su porosidad, facilitando la salida del humor acuoso y reduciendo así la presión intraocular. De esta forma podemos retrasar e incluso parar la evolución de la enfermedad, que en otras circunstancias, terminaría en ceguera.

El SLT ha introducido en la medicina el concepto de fotoregeneración, al actuar activando mecanismos de reparación natural sin efectos nocivos sobre los tejidos o el resto del organismo
El tratamiento SLT para glaucoma es un procedimiento ambulatorio, que se hace a través de un microscopio especialmente diseñado y con un láser especial llamado láser selectivo o fotoregenerador, por lo que no es preciso ingresar al paciente. Este es el procedimiento:

1.- Antes de iniciar con el procedimiento se aplican gotas de anestesia para que el paciente no sienta ninguna molestia durante la aplicación del láser.

2.- Durante el tratamiento SLT para el glaucoma con láser selectivo, el oftalmólogo dirige un rayo láser al interior del sistema trabecular, que es la principal región de drenaje del humor acuoso del ojo. Este láser trata selectivamente ciertas células dejando intactas otras partes del sistema trabecular. 

3.- El procedimiento aumenta el drenaje de líquido acuoso del ojo y reduce la presión.