martes, 23 de abril de 2013

Trae a tu niño a la consulta antes de que desarrolle problemas visuales



¿Sabías qué la visión de los niños no termina de desarrollarse hasta los 8 años? pues así es. Después del nacimiento, el ojo del infante sigue creciendo y ganando agudeza visual. Este importante órgano nace inmaduro y con el tiempo alcanza su plenitud, tal y como ocurre con otras zonas de la anatomía del niño. Conociendo esto, es de vital importancia que detectemos a tiempo patologías que podrían detener el desarrollo de la visión, y que podrían condenar al niño a una mala visión. Esto perjudicaría sus resultados académicos o su relación con el exterior. En Eurocanarias Oftalmológica recomendamos a nuestros pacientes que cuánto antes comencemos a cuidar nuestra visión, antes y con más facilidad resolveremos los problemas que puedan surgir.
Aquí los padres juegan un papel fundamental, ya que son ellos los que deben saber identificar si existe algún problema. Por ello es preciso que acudamos a un oftalmólogo si detectamos alguno de estos comportamientos o características en el ojo del niño:
  • Acercarse excesivamente a la televisión o al papel cuando leen o escriben.
  • Entornar los ojos cuando miran objetos lejanos.
  • Dolor de cabeza después de forzar la vista.
  • Ojos rojos de manera muy frecuente.
  • Desviación de los ojos.
  • Diferencias de visión al tapar un ojo u otro.
  • Pupila de color blanco o grisáceo (leucocoria).
Además, tenemos que llevar a nuestros hijos a las revisiones necesarias para garantizar una buena salud ocular. Pero esto no hace referencia a cuando entran en la edad escolar (momento en el que se detectan la mayor parte las primeras afecciones en la visión), sino que desde el primer mes de vida nuestro hijo debe ser examinado por un especialista para descartar enfermedades congénitas y malformaciones. 

¿Ya has llevado a tu hijo al oftalmólogo? apunta nuestras recomendaciones y ven a conocer nuestros servicios para niños.