jueves, 10 de enero de 2013

Nuestra vista mengua por la noche




Muchos de ustedes ya lo habrán notado, pero las investigaciones ya han confirmado con exactitud que al menos el 80% de las personas ven mal por la noche. Sobre todo cuando se enfrentan a focos de luz, que pueden ser percibidos con poca nitidez. Esto es particularmente peligroso cuando conducimos. Esta circunstancia aumenta el riesgo en personas que tienen problemas visuales previos que no han sido tratados, por ejemplo la miopía u otras patologías que merman la capacidad de ver y de captar los objetos a nuestro alrededor.
Por ello, es muy importante utilizar las gafas que tengamos asignadas sobre todo por la noche y con más razón si realizamos actividades peligrosas. 


Este problema en ocasiones es difícil de diagnosticar, ya que cuando se acude a una consulta oftalmológica es posible que el resultado sea que el paciente posee una agudeza visual normal. Sin embargo, este efecto en la vista se desarrolla durante el horario nocturno, así que es preciso notificar al oftalmólogo en qué momento del día surge la dificultad para ver.