miércoles, 2 de enero de 2013

El trasplante de córnea en la oftalmología moderna




El primer trasplante de córnea se realizó con éxito en 1905. Mucho han evolucionado las herramientas al servicio de la Medicina desde entonces, y ahora este tipo de intervención es una de las más comunes en este ámbito. Este tipo de trasplante se denomina queratoplastia y los oftalmólogos la indicamos cuando la vision ha disminuido hasta cierto grado y es irreversible. El índice de éxito en este tipo de operaciones es superior al 90%.

La intervención se realiza con instrumental microquirúrgico para extraer la córnea enferma y colocar la sana. Posteriormente se sutura hasta la cicatrización. En la actualidad los trasplantes son una alternativa cada vez más factible para eliminar patologías y mejorar la calidad de vida de los pacientes. En oftalmología no lo es menos, y ahora, con la creación de córneas artificiales, incluso es posible la intervención aún sin contar con donante.