martes, 29 de enero de 2013

Conjuntivitis en el bebé, protege los ojos de tu hijo



La conjuntivitis es una enfermedad ocular muy frecuente en los neonatos. Tanto es así, que afecta al 5% de los recién nacidos. Al contrario de lo que se suele pensar, esta patología, en algunas de sus variantes, puede ocasionar perforaciones de córnea. Sin embargo, esto rara vez sucede. Las conjuntivitis pueden ser provocadas por virus, bacterias, hongos o tras una reacción alérgica. Esta enfermedad tiene un buen pronóstico pero si es importante recibir un tratamiento rápidamente para evitar lesiones o que el problema se convierta en crónico.

Es importante que estés atento a tu bebé. Fíjate si se rasca mucho los ojos o si tiene exceso de lagrimeo, ya que estos dos signos son síntomas muy comunes de la conjuntivitis. También se presenta con inflamación o enrojecimiento. Evita los remedios caseros y acude a un especialista, dado que son ellos los que deben dictaminar que origen tiene la conjuntivitis de tu bebé. Según el tipo, precisará un tratamiento u otro. No olvides, por ejemplo, que la penicilina o antibióticos no tienen valor terapéutico contra enfermedades víricas o alérgicas.