martes, 18 de diciembre de 2012

El estrabismo puede corregirse




Es en la infancia cuando podemos detectar numerosas patologías que afectan a los ojos de los más pequeños. Lo ideal es atajarlas desde muy temprana edad para evitar complicaciones. Una de esas anomalías en los ojos es el estrabismo. Muchas veces es congénito y puede afectar gravemente a la percepción de la profundidad. A los padres les recomiendo que jueguen con sus bebés a que sigan un objeto con la mirada, puede ser incluso su propia mano. Si notan que en ocasiones uno de los ojos sufre una desviación es importante que acudan a la consulta del oftalmólogo a partir de los 7 meses de edad. Si la desviación es permanente pueden acudir antes. 
El estrabismo se puede corregir con gafas y con cirugía. Evidentemente, tratándose de infantes, la operación requiere anestesia general, dado que hay que tratar directamente los músculos que se encargan de la movilidad de los ojos. Pero no se asusten, la intervención no dura demasiado tiempo y es relativamente sencilla, logrando en casi la totalidad de casos una corrección total. El estrabismo afecta a casi un 5% de la población mundial.