jueves, 8 de noviembre de 2012

La importancia de las revisiones de la vista



Muchas veces nos preguntamos si es necesario someterse a un examen de ojos al menos una vez al año o si con acudir cada lustro a que nos gradúen la vista y adapten nuestras gafas es suficiente. Incluso en ocasiones nos encontramos en la consulta a muchas personas que opinan que hasta que no surge un problema no es preciso acudir al oftalmólogo. No  imaginan hasta que punto están equivocados y cómo mejoraría nuestra calidad de vida si acudiéramos regularmente al especialista. Hasta el 50% de los casos de pérdida visual, que pueden degenerar en ceguera, podrían evitarse si acudiéramos anualmente a nuestro oftalmólogo.


Con un examen completo de los ojos podemos determinar en muy poco tiempo y precozmente si el paciente padece miopía, hipermetropía, cataratas o glaucoma, entre otras patologías, antes incluso de que aparezcan los primeros síntomas. Pues bien, estas enfermedades, detectadas a tiempo y tratadas convenientemente, no generarían ningún problema al paciente. Sin embargo, si la enfermedad avanza estaremos comprometiendo nuestra visión. En la mayoría de casos, la visión que perdemos ya no la volvemos a recuperar, por eso es tan importante que visites regularmente a tu médico.

Esta recomendación debe ser tenida mucho más en cuenta en pacientes de alto riesgo, aquellos que padecen enfermedades que pueden ocasionar daños en la visión, como los hipertensos y diabéticos, precisamente esta última patología está estrechamente relacionada con muchos casos de ceguera. Ahora que se acerca el Día Mundial de la Diabetes no lo pienses más y acude a la consulta de un oftalmólogo. La prevención es la mejor medicina.