jueves, 15 de noviembre de 2012

Cuida tu mirada en invierno



Estamos en la antesala del invierno. Las temperaturas ya han comenzado a descender y esto obliga a los ciudadanos a tener un cuidado especial con sus ojos. Durante las estaciones más frías aumenta la desecación del globo ocular, aunque pudiera parecer que ocurre justamente lo contrario. Este órgano se encuentra en contacto permanente con el ambiente y por ello está sometido a las variaciones del mismo. Los oftalmólogos recomendamos que se preste especial atención a cualquier cambio que se detecte durante esta época. En primer lugar, aunque el efecto de los rayos del sol sean menos molestos, es recomendable llevar gafas protectoras, ya que logramos con ellas establecer una barrera entre el clima y el ojo.

Hay que tener especial cuidado si llevamos puestas lentillas, dado que pueden contribuir a la deshidratación del ojo, por lo que es preciso mantener siempre una buena lubricación del mismo. Además, para luchar contra la sequedad ocular, les recomiendo consumir más líquidos y consultar con el médico la posibilidad de utilizar lágrimas artificiales, que pueden suministrarte en cualquier farmacia.

La alimentación en invierno también es importante para mantener una buena salud ocular. El consumo de vitaminas C, E, A, el Betacaroteno, y de minerales como Selenio y Zinc, son excelentes nutrientes que contribuirán a que durante el invierno nuestros ojos no se resientan.