miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Quieres saber si eres apto para la cirugía láser?





No todas las personas son aptas para someterse a un tratamiento de cirugía láser para resolver sus patologías. De hecho, existen una serie de requisitos que deben ser tenidos muy en cuenta por los pacientes. Entre ellos destacan la necesidad de gozar de una buena salud general y por supuesto, ocular, así como no estar en tratamiento con esteroides y otros medicamentos, y no estar embarazada.
En la Clínica Eurocanarias analizamos el avance que ha tenido la enfermedad de la que queremos operarnos en el último año. Durante este período, la graduación de la miopía, hipermetropía o el astigmatismo debe haber permanecido estable. Estas cuestiones son muy importantes tenerlas en cuenta antes de acudir a la consulta y una vez allí deben informar al oftalmólogo, para que nosotros podamos valorar su caso.

Muchas clínicas ya cuentan en sus consultas con esta tecnología. Nosotros, en Eurocanarias, podemos decir que estamos a la última en lo que a herramientas quirúrgicas se refiere, ya que es esta una de nuestras especialidades. Operar con láser es un avance espectacular en el tratamiento de las enfermedades oculares. En tan solo 14 minutos es posible corregir la visión de ambos ojos en una única intervención, sin sentir dolor alguno. Por si esto fuera poco, en 24 horas el paciente ya podrá hacer vida normal.

Antes de someterte a esta intervención debes informar a tu médico de si has sufrido hace poco tiempo herpes simplex o herpes zoster en la zona del ojo, glaucoma o hipertensión ocular, queratoconos, uveítis (inflamación de la úvea), blefaritis (inflamaciones en los párpados) o la cataratas son patologías que hacen inviable la intervención. Tampoco está indicada para pacientes que presentes enfermedades del colágeno, SIDA, diabetes o enfermedades autoinmunes. También es importante que informes a tu oftalmólogo si consumes ciertos medicamentos como el Accutane, los esteroides o la prednisona oral, que provocan fluctuación de la visión o de la cicatrización y resultan contraproducentes con la cirugía láser. Las mujer embarazadas o en período de lactancia no son aptas para someterse a esta operación, dado que este estado hormonal afecta a la refracción del ojo.